Vera Cruz Sevilla

Quinario al Stmo. Cristo de La Vera+Cruz

MEDITACION PARA EL DIA PRIMERO

Quien me sigue no anda en tinieblas, dice el Señor. Son palabras que nos exhortan a imitar su vida y costumbres, si queremos ser de veras iluminados y vemos libres de toda ceguedad de corazón. Sea, pues, nuestra principal ocupación meditar en la vida de Jesucristo. Su doctrina excede todas las enseñanzas de los santos, y quién poseyere su espíritu hallará en ella maná escondido. Pero sucede que muchos, a pesar de oír con frecuencia el Evangelio, sienten poco el deseo de Dios, porque no tienen el Espíritu del Señor. Mas el que quiera entender con perfección y sabiamente las palabras de Cristo es preciso que trate de conformar con El toda su vida. Haz lo posible por apartar tu corazón de las cosas visibles y acercarlo a las cosas invisibles, porque los que siguen la vida de los sentidos mancillan su conciencia y malogran la gracia de Dios.

ORACIÓN PARTICULAR PARA ESTE DÍA

María Santísima de las Tristezas. Por aquel gran dolor que sentiste cuando tu Hijo se despidió de ti para ir a padecer por nuestro amor, así nosotros te pedimos tener un vivo sentimiento de El, para estar siempre contigo sintiendo la fuerza de tus Dolores y acompañándote en tu llanto.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

ORACION FINAL PARA TODOS LOS DIAS

¡Señor y Dios Nuestro! Los que humilde y fervorosamente veneramos tu imagen bendita y secular en la advocación de la Santísima Veracruz, queremos hoy meditar el profundo Misterio de ese Árbol Sacrosanto, faro de la humanidad zozobrante, al que voluntariamente te abrazaste para salvamos del pecado y damos ejemplo de vida. Tu cuerpo exánime, Señor, nos llena el corazón de piedad al considerar tu excelso sacrificio por nosotros, que no lo merecemos. Tus llagas, abiertas por el hierro de nuestra maldad, nos suscitan el horror del pecado y nos impelen a penetrar por ellas hasta tu Divino Corazón, fuente inagotable de Verdadero amor. Sea tu Sangre Preciosa, derramada sobre esa Veracruz, bálsamo de las heridas de nuestras almas, alimento perenne de nuestra piedad y fortaleza de nuestra voluntad por el cumplimiento de tus mandatos de amor. ¡Cristo de la Veracruz! Tus brazos abiertos acojan a esta Hermandad tuya en más profundo de tu amantísimo Corazón, para que viva, en Tí y para Tí, en unión de verdaderos hermanos. ¡Bendícenos desde tu Cruz, a la que veneramos con todo nuestro fervor y humanidad! Bendice a tu Santa Iglesia, a nuestro Santo Padre, el Papa; a nuestro Prelado; a nuestro Párroco. Te rogamos, Señor, defiendas a nuestras familias y a todos cuantos con nosotros te veneran crucificado y muerto. Salva y bendice a nuestros amigos y enemigos y a todos los hombres. Entregados a Tí, Cristo de la Veracruz durante todas las horas de nuestra vida temporal, haz que esperemos confiados el instante final de ella para gozarte en eterna bienaventuranza. Así sea.

 


MEDITACION PARA EL DIA SEGUNDO

Toma cada día tu cruz y sígueme. A muchos se les antoja duro este lenguaje: Niégate a ti mismo, toma tu cruz y sigue a Jesús. Pero mucho más duro sin comparación será para ellos oír aquella palabra postrera del Señor: Apartaos de mi, malditos, al fuego eterno. Efectivamente, los que ahora oyen con gusto y siguen el precepto y la doctrina de la cruz no tendrán por que temer entonces, al oír la sentencia de la eterna condenación. Porque esta señal de la cruz aparecerá en el cielo cuando el Señor venga a juzgar al mundo. Entonces, los que, como siervos de la cruz, la llevaron durante su vida y se conformaron con el Crucificado se acercarán a Cristo Juez poseídos de gran confianza. ¿Por qué temes ahora cargar la cruz sobre tus hombros, cuando, por ella se va al reino? En la cruz está la vida, en la cruz hallamos protección y defensa contra los enemigos, y por ella se infunde en nuestros corazones la celestial suavidad. En la cruz está la fortaleza y vigor del alma, en la cruz el gozo del espíritu, en la cruz está la suma de toda virtud, en la cruz estriba la perfección de la santidad.

ORACIÓN PARTICULAR PARA ESTE DÍA

Santísimo Cristo de la Vera+Cruz: que amor más grande te debemos, pues I siendo tan grandes los dolores que ibas a padecer por nuestras culpas, que solo su representación te hizo sudar arroyos de sangre, Tu, sin embargo, te ofreciste voluntariamente a padecerlos en prueba de tu amor por nosotros. Somos, hoy, tus hijos, quienes compadecidos de tus tormentos nos comprometemos a tu santísima voluntad diciendo: No se haga Señor mi voluntad, sino la tuya.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

ORACION FINAL PARA TODOS LOS DIAS

 


MEDITACION PARA EL DIA TERCERO

Toda la vida de Cristo fue cruz y martirio, ¿y tú buscas para ti descanso y placer? Te equivocas. Estás en un grave error si andas buscando otra cosa que sufrir tribulaciones. Porque esta vida mortal está desde el principio al fin llena de miserias y sembrada de cruces por todas partes. Porque al someterse a la cruz espontáneamente, todo el peso de la tribulación se va convirtiendo en confianza de experimentar los divinos consuelos. Y cuanto más se quebranta la carne por la aflicción, tanto más se vigoriza el espíritu, merced a la gracia que recibe interiormente. Y a veces se siente tan fortalecido en la tribulación y adversidad, y se acrecienta tanto el afán de conformarse con Cristo crucificado, que no quisiera vivir sin trabajos e infortunios; porque estima que será tanto más cercano a Dios cuanto más numerosas y pesadas sean las penas que pueda sufrir por El.

ORACIÓN PARTICULAR PARA ESTE DÍA

Santísimo Cristo de la Vera+Cruz que fuiste brutalmente azotado por nuestras culpas; compadecidos de tu dolor y doliéndonos de haber sido la causa de tan cruel tormento, te ofrecemos todos nuestros sufrimientos y penalidades en prueba de nuestro amor incondicional a Tí.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

ORACION FINAL PARA TODOS LOS DIAS

 


MEDITACION PARA EL DIA CUARTO

Hermanos; escudriñemos atentamente en nuestras conciencias, y en cuanto esté de nuestra parte tratemos de purificarla y hermosearla mediante la contrición perfecta y una humilde confesión. De tal modo, que no seamos conscientes de nada grave que nos remuerda en la misma ni nos impida el libre acceso a la Eucaristía. Sintamos dolor de todos nuestros pecados, y más en concreto sintámonos arrepentidos de las faltas que cometemos a lo largo del día.

ORACIÓN PARTICULAR PARA ESTE DÍA

Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, por tu cabeza traspasada con una corona de espinas, te pedimos perdón por todos los malos pensan1ientos y deseos que voluntariamente consentimos; por el desaliento ante los sacrificios; por nuestra falta de Fe. Concédenos la gracia de conservamos siempre fieles a tu doctrina y de vivir y morir santamente.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

ORACION FINAL PARA TODOS LOS DIAS

 


MEDITACION PARA EL DIA QUINTO

Señor Jesús, Hágase como has dicho y prometido. He recibido de tus manos la cruz; la llevaré hasta la muerte tal como me la pusiste Tú sobre los hombros. Verdaderamente la vida del buen cristiano es cruz, pero una cruz que conduce al paraíso. Ya hemos comenzado; no debemos retroceder ni abandonar la senda emprendida. ¡Hermanos, caminemos juntos! Jesús estará con nosotros. Por Jesús tomamos esa cruz, por Jesús también perseveramos en ella. Será nuestra ayuda el mismo que es nuestro guía y fue un día nuestro precursor. Mirad a nuestro Rey que avanza en vanguardia en favor nuestro y luchará por nosotros. Sigámosle con coraje, que nadie se deje amilanar por el terror, estemos prontos a «morir» con valor en la batalla y no manchemos nuestro honor con tal delito que huyamos de la cruz.

ORACIÓN PARTICULAR PARA ESTE DÍA

Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, que fuiste condenado a muerte afrentosa de cruz, y que puesta sobre tus hombros para ir al lugar del suplicio en representación del peso de nuestras culpas te hizo caer por tres veces a tierra. Bendito seas Señor que quisiste padecer las penas que nosotros merecemos por ellas.

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

ORACION FINAL PARA TODOS LOS DIAS