ONCE, San Juan de Dios y Apascide visitan a los Titulares de la Hermandad

La Hermandad de la Vera Cruz recibirá el martes 19 de marzo a distintos grupos para visitar al Santísimo Cristo de la Vera Cruz en las vísperas de su Solemne Besapié del Viernes de Dolores, y a María Santísima de las Tristezas en su paso de palio. 

La jornada se abrirá con la llegada de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) a la Iglesia del Dulce Nombre de Jesús, donde se vivirán momentos de gran emoción cuando varias personas invidentes puedan rezar ante la venerada talla.

Esta institución nació el 13 de diciembre de 1938 y en su decreto fundacional, de esta fecha, se otorga  a la ONCE la explotación, para su digno sustento, del que se denominó cupón “prociegos”, cuyo primer sorteo se celebró el 8 de mayo de 1939. La actual sede de la Hermandad, la Iglesia del Dulce Nombre de Jesús, fue cedida como capilla de la ONCE desde 1938 y hasta finales de los años sesenta, utilizando las salas superiores como Escuela de Lazarillos. La Hermandad compartió el templo con la Once durante varias décadas desde su traslado a esta sede en 1942, y se forjó entre ambas corporaciones un vínculo fraternal que permanece en la actualidad, llegando a contar entre las filas de nazarenos con hermanos invidentes que portan vara y van acompañados de lazarillos que les guían durante la Estación de Penitencia.

El segundo de los encuentros será con una representación de la Orden de San Juan de Dios de Alcalá de Guadaira, que acompañarán a personas discapacitadas que podrán vivir unos minutos de oración junto al Señor. La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una de las mayores organizaciones internacionales de cooperación sin ánimo de lucro. Su finalidad es atender a las personas más vulnerables mediante la puesta en marcha y desarrollo de programas de acción social y salud.

y finalmente la Hermandad recibirá por la tarde a la Asociación Española de Familias con Personas Sordociegas con la misión de velar por su integración y bienestar (APASCIDE). Esta organización sin ánimo de lucro se fundó en 1991, por un grupo de padres reunidos en la I Conferencia Nacional de Padres de Sordociegos. APASCIDE surgió de la necesidad de sensibilizar tanto a las administraciones públicas como a la sociedad en general respecto a la singularidad de la sordoceguera como discapacidad específica y así dar respuesta a las necesidades que se les plantean a las familias con hijos sordociegos.

Será una jornada muy especial para la Hermandad, recuperando este tradicional acto tras los años de Pandemia.

Paz y bien