La Vera Cruz llevará el Pendón de San Fernando en su cortejo

El Ayuntamiento de Sevilla ha firmado con las hermandades de la Vera Cruz y el Cristo de Burgos un protocolo de cesión de una réplica del pendón de Sevilla que procesionará en la Semana Santa de 2024 en ambos cortejos.

Este acto, presidido por el alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, y acompañado por el delegado de Fiestas Mayores, Manuel Alés; el hermano mayor de la Vera Cruz, José María Tortajada, y el hermano mayor del Cristo de Burgos, Alberto Martín, se ha desarrollado en el despacho del propio regidor y ha dado oficialidad a la petición cursada por ambas corporaciones al Consistorio en el que han solicitado la cesión de una insignia municipal para que forme parte de los tramos de ambas cofradías “como símbolo de la unión histórica entre las dos hermandades y el Ayuntamiento”, ha señalado el propio alcalde a las corporaciones.

En este sentido, el alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, ha trasladado a ambas hermandades su felicitación “por esta iniciativa que acogemos con orgullo desde el Ayuntamiento” y les da “las gracias por este impulso a la identidad y defensa de la historia de Sevilla, que se verá representada en sus solemnes cortejos con este pendón.

Del mismo modo, Sanz ha recalcado “que las hermandades de Sevilla son entidades fundamentales de la ciudad y entes vertebradores de toda nuestra sociedad. En el Ayuntamiento encontrarán siempre todo nuestro apoyo”.

En este sentido, el Cristo de Burgos y la Vera Cruz se unirán a otras hermandades donde el Ayuntamiento aparece representado de alguna forma, ya sea con el pendón, en el caso de la Hiniesta y el Santo Entierro, o con una representación municipal como San Roque, la Cena, la Candelaria y la propia cofradía del Miércoles Santo.

Unión histórica

La vinculación de la hermandad de la Vera Cruz y el gobierno de la ciudad se remonta prácticamente hasta sus orígenes.

Esta corporación se fundó en el año 1448, según consta en el archivo de la misma, en el convento Casa Grande de San Francisco de Asís de Sevilla, adyacente al lugar donde se construyó, en 1526, la actual Casa Consistorial.

Durante los siglos XV, XVI y XVII la Vera Cruz se convirtió en una de las hermandades más importantes de la ciudad y un gran número de personas notables de Sevilla se hicieron hermanos de la corporación. Un nutrido grupo de estos miembros eran, a su vez Caballeros Veinticuatro de Sevilla, regidores de la propia ciudad de Sevilla.

En 1562, este auge social y de relevancia en la ciudad motiva que el Rey Felipe II se convierta en hermano de número de la misma, alcanzando así el título de Real, existiendo en poder de la hermandad una firma autógrafa del monarca.

A partir de los años ochenta, una vez reorganizada la hermandad en 1942, la cofradía representa de manera simbólica su vinculación con el gobierno de la ciudad, con el de estos caballeros y su pasado, con los veinticuatros cirios verdes que anteceden al Cristo de la Vera Cruz cada Lunes Santo.

Fuente: Ayuntamiento de Sevilla.