El Santísimo Cristo de la Vera Cruz y su Bendita Madre de las Tristezas regresan a sus altares

Durante el lunes y el martes de Pascua fueron trasladados desde las andas procesionales al altar nuestros Sagrados Titulares, el Santísimo Cristo de la Vera Cruz y María Santísima de las Tristezas. 

El Señor luce un ramo de flores moradas a sus pies, y nuestra Bendita Madre de las Tristezas conjunto de manto y saya negros, tocado liso blanco y corona y puñal de plata. La saya que porta la Santísima Virgen es bordada en oro por Artesanía Santa Bárbara (1988), restaurada este año por Mª Gema Pérez Morales, conservadora-restauradora de bienes culturales, especialista en patrimonio textil. 

A continuación pueden apreciar una galería fotográfica del regreso al altar de los Titulares, con fotografías de N.H. Daniel Barrio Martín. 

Paz y bien