En el último lugar de la cofradía procesiona el paso de palio de Santísima Virgen de las Tristezas, obra del escultor Antonio Illanes, bajo palio negro bordado en oro por Patrocinio López. Este paso de palio está inspirado en los palios decimonónicos que procesionaban en la Ciudad durante dicho Siglo. Tiene orfebrería de Villarreal y Román Seco. La corona es de plata obra de Emilio Méndez, al igual que el puñal que lleva la Virgen sobre el pecho en su salida procesional. Los faldones respiraderos han sido bordados por Talleres Santa Bárbara en hilo de oro sobre terciopelo negro. 

El paso de Virgen procesionó en el año 1957 y va acompañado por trío de música de capilla, compuesto por oboe, clarinete y fagot. 

Cierra el cortejo de la Stma. Virgen un grupo de hermanos acompañantes del Preste, vestidos con sotana y roquete blanco, portando cirio blanco, siendo de las pocas cofradías que mantienen viva esta tradición en la Semana Santa de Sevilla. 

¿Te gusta? Comparte

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter